Ordenan 18 meses de prisión preventiva contra Abanto y otros 13 árbitros

El Poder Judicial ordenó 18 meses de prisión preventiva contra 14 abogados que habrían recibido sobornos de Odebrecht a cambio de favorecer a la empresa brasileña en los laudos arbitrales con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC). La Fiscalía considera que con estos hechos de corrupción se logró defraudar al Estado peruano más de $ 200 millones.

El juez Jorge Chávez Tamariz anunció su fallo este lunes 4 de noviembre en audiencia, en la que explicó que la medida cautelar solo se dicta por el presunto delito de cohecho pasivo específico, calificándolo como “innegable” y rechazando los de asociación ilícita y colusión agravada.

Los abogados, que actuaron como árbitros, que estarán bajo prisión preventiva son Humberto Abanto Verástegui, Alejandro Álvarez Pedroza, Fernando Cantuarias, Randol Campos Flores, Luis Pardo Narváez, Richard Martín Tirado y Weyden García Rojas, Fernando Pebe Romero, Ramiro Rivera Reyes, Franz Kundmuller Caminiti, Mario Castillo Freyre, Marcos Espinoza Rimache, Alfredo Zapata Velasco, y Daniel Linares Prado.

Todos los mencionados tienen la orden de captura nacional e internacional. La Fiscalía anunció que presentará recurso de apelación respecto al plazo, teniendo en cuenta que solicitaron 36 meses. Humberto Abanto, abogado de Jaime Yoshiyama, y otros abogados imputados se encontraban en la diligencia.

 

Arresto domiciliario y sin medida cautelar

El magistrado Chávez Tamariz dictó arresto domiciliario para Emilio Cassina Rivas por tener más de 80 años. Le otorgó cinco días de plazo para que comunique la dirección exacta donde cumplirá esta orden. Tiene prohibido de comunicarse con sus co-investigados, sin incluir a su hijo.

En el caso de Emilio Cassina Ramón no se le impuso medida cautelar porque el juez consideró que “no hay elementos de convicción».

 

Argumentos del juez

El titular del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria sostuvo que se ha acreditado que Humberto Abanto recibió un soborno de $ 106 000 y que se concretó el que hizo con Álvarez Pedroza de conformar tribunal arbitral. Además de un monto de S/ 135 000.

Indicó también que se ha demostrado que Randol Campos haya recibido sobornos por $ 40 000, $ 20 000 y otros montos. De la misma manera en el caso de Luis Pebe Romero por $ 30 000 y de Emilio Cassina Rivas con más de $ 100 000.

Señaló que que existe sospecha grave en el caso contra los abogados imputados, al considerar que «los procesos arbitrales siempre fueron turbios”. Además, indicó que el caso es “complejo”.

Los fiscales German Juárez y su adjunto Hamilton Montoro, del Equipo Especial del caso Lava Jato, solicitaron que la prisión preventiva sea por un plazo de 36 meses, tiempo permitido para casos de delito de organización criminal, postulado que ha sido desestimado en este caso.

 

Caso arbitrajes de Odebrecht

El Ministerio Público considera que la constructora Odebrecht formó un equipo técnico dedicado a estructurar las demandas arbitrales de la constructora al MTC y de sobornar a los árbitros que emitirían la decisión en el litigio.

El principal operador de este sistema de corrupción fue el abogado Horacio Cánepa, quien confesó haber recibido de la empresa $ 1 442 000 por 13 casos en los que participó como árbitro.

“La misma empresa admitió culpabilidad en los casos de arbitrajes. Existen más que elementos suficientes que acreditan sobornos para los árbitros a efectos de que laudaran a favor de Odebrecht”, expresó el fiscal Juárez Atoche.

Se conoció que Cánepa Torre entregó al fiscal adjunto Hamilton Montoro Salazar grabaciones de sus conversaciones con sus co-árbitros, en las que estos supuestamente aceptan haber recibido los montos de manos del exoperador legal de Odebrecht.

Además, presentó documentos que confirman los pagos de las coimas a los abogados, los que fueron simulados como supuestos servicios profesionales a través de la empresa Jure Et De Jure Abogados.

También mencionó que sobornaba a los árbitros para que favorecieran a Odebrecht entregándoles personalmente, en sus estudios o viviendas, sobres manila con el dinero acordado en billetes de 100 dólares.

Compartir