Únete a la campaña de recolección de útiles para escolares con VIH/Sida

Tener VIH no es ser menos que los demás, y tienen también el derecho a seguir estudiando y desempeñarse en cualquier actividad. Por eso es que la “Asociación por la Vida” – ASPOV viene desarrollando la campaña de Recolección de Útiles Escolares 2020, para beneficiar a 200 niñas y niños de nuestra región.

Juana Palacios Geraldo, directora de ASPOV, explicó que la campaña beneficiará no sólo a menores infectados con VIH, sino también “a niños y niñas, cuyos padres murieron y ahora no tienen el apoyo familiar. Entonces en este grupo de 200 menores con los que venimos trabajando, están los portadores o infectados y también los afectados”.

Precisó que la meta de ASPOV es apoyar a 200 niños y niñas de las diversas provincias de la región Piura, con las que vienen trabajando, y donde la mayoría son del nivel primario.

“Nuestro llamado a las personas, empresas e instituciones, para que apoyen con estos niños, haciendo llegar cualquier donación de útiles o uniformes escolares, mochilas No importa si es usado. Para cualquier donación pueden coordinar al teléfono 353650 o dirigirse a nuestro local institucional en la calle Lancones 255 – asentamiento humano Santa Rosa – Piura”, señaló Juana Palacios.

Juana Palacios añadió que ASPOV gestiona y canaliza el apoyo no sólo con útiles y uniformes escolares, “son niños y niñas que nos necesitan. Por eso es que recibimos cualquier tipo de donación, ya sea alimentos, ropa, útiles de aseo, etc. Nuestro llamado a todos y todas, para que apoyen esta labor que se viene realizando en toda la región”.

 

¿Qué es ASPOV?

Es una institución sin fines de lucro, que realiza el seguimiento y acompañamiento a personas viviendo con VIH/SIDA. Contribuye a mejorar la salud integral de las personas infectadas y afectadas de la Región Piura y que viven en situación de pobreza y extrema pobreza.

Brinda atención física, psicológica, psicosocial, reforzamiento educativo, empoderamiento de derechos y deberes y apoyo nutricional para con las familias que atienden y acompañan.

Se inicia en el año 1997 y en el 2005 adquieren personería jurídica. Su trabajo silencioso ha ayudado a miles de familias de la región Piura y de la región Tumbes que son infectados y afectados por el VIH/Sida.

Compartir