• 15 de julio de 2024 6:08 am

Fenómeno de El Niño tendrá efectos positivos en la agricultura y ganadería

PorTaitito

Ago 10, 2015

El fenómeno de El Niño también tendrá efectos positivos que repercutirán en la agricultura y en la ganadería del país, sobre todo en las regiones que han sufrido varios años de sequía, informó hoy el ministro de Agricultura y Riego, Juan Manuel Benites.

“Entre los efectos positivos destaca, por ejemplo, que el desierto reverdece, pues surge gran cantidad de pasto para los pequeños ganaderos, los acuíferos se recargan. Hemos tenido años de sequía en el norte, donde el ganado ha sufrido mucho y la agricultura que se ejecuta por pozos, lamentablemente no ha tenido la oportunidad de tener agua suficiente”, dijo.

En ese contexto, señaló que ante la presencia del fenómeno El Niño se recargan de agua los pozos, y aparece la posibilidad de que se enriquezcan los suelos, porque los ríos se desbordan y “ese material muy rico se comienza a esparcir por estos terrenos que son muy áridos y de esa manera tendremos también buenos años de agricultura”.

“Soy piurano y recuerdo que después de El Niño del 1983 vinieron, por ejemplo, buenos años para el algodón”, apuntó tras indicar que este fenómeno es cíclico con efectos negativos y positivos.

Preparación 

Benites hizo hincapié en que resulta importante que todos tengamos claro, las autoridades y la población, que debemos sumar esfuerzos para hacer frente a este fenómeno.

“He sobrevolado algunas zonas del norte y he podido notar que hay gente que se ha instalado en la cuenca de los ríos, y ha colocado sus cultivos e incluso ha solicitado títulos de propiedad. Eso tiene que retirarse porque está corriendo peligro sus vidas y su producción”, apuntó tras indicar que lo mismo se ha observado en Chosica.

En esa línea, hizo un llamado a las autoridades regionales y locales a ser drásticas y poner orden para evitar emergencias.

En lo que respecta a su sector señaló que se están limpiando los cauces de los ríos, mientras que el sector Vivienda está trabajando con los gobiernos regionales y locales para tratar sobre el drenaje de las ciudades debido a las lluvias, así como en la preparación de los colegios y los centros de salud.

“En el momento de crisis de un fenómeno de El Niño lo que afecta es el aislamiento de los pueblos, el tránsito de las carreteras nacionales y locales, así como el abastecimiento de alimentos, y en ese tema también viene trabajando el sector de Transportes y Comunicaciones”, apuntó.

Atención de la emergencia 

Otro punto importante, dijo, es la atención de la emergencia, motivo por el cual indicó hay un presupuesto para que Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) pueda adquirir ayuda humanitaria e identificar zonas vulnerables y trasladar a la población hacia zonas seguras para recibir atención.

Asimismo, añadió, se están adquiriendo más hospitales de campaña para que puedan atender emergencias, a ello se suma el equipamiento de las Fuerzas Armadas en materia de helicópteros, aeronaves, entre otros.

Simulacro 

El primer simulacro para enfrentar la presencia de un Fenómeno El Niño se realizará el lunes 31 de agosto y se desarrollará en las regiones de Tumbes, Piura y Lambayeque, con lo cual se medirán las capacidades reales para atender posibles emergencias.

“Nos permitirá medir nuestra capacidad de coordinaciones con los gobiernos regionales y locales y con ello disminuir los riesgos, sobre todo, de vidas humanas. Se está haciendo un esfuerzo importante para que la capacidad logística de las Fuerzas Armadas pueda realizar una primera prueba”, apuntó.

En la preparación del fenómeno de El Niño se suma un presupuesto de 400 millones de dólares dados por el Banco Interamericano de Desarrollo y el Jica para recuperar infraestructura dañada que se pudiera afectar.

La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) publicó un decreto supremo en el que declara el estado de emergencia en un total de 1,264 distritos y provincias ubicados en las regiones de Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca, Amazonas, San Martín, Ancash, Lima, Ica, Arequipa, Cusco, Puno y Junín, por el peligro inminente ante la ocurrencia de fenómenos climáticos.

“El periodo de declaratoria de emergencia se mantendrá por lo menos hasta finales de noviembre e inicios de diciembre. Todo este es el plazo que tenemos para hacer las labores de prevención”, anotó.