• 4 de octubre de 2022 8:53 pm

Huancabamba celebra Semana Jubilar en honor a la Virgen del Carmen

PorTaitito

Jul 10, 2014

Huancabamba está de fiesta. El 4 de julio se iniciaron las actividades por la Semana Jubilar, las mismas que concluirán el 17 del mismo mes. Estas actividades tienen como motivo principal la celebración de la Santísima Virgen del Carmen, que congrega a miles de fieles y turistas no sólo de la región, sino también del país y del extranjero.

En esta Semana Jubilar se están realizando no sólo actividades religiosas, sino también culturales, deportivas, comerciales y sociales, “donde participan los diversos sectores, como estudiantes, instituciones, organizaciones y la ciudadanía. Esta actividad es una de las más importantes de la provincia y de la región, congrega también a los turistas que vienen a conocer nuestras expresiones religiosas y culturales”, indicó Wilson Ibañez Ibañez, alcalde de la provincia de Huancabamba.

Entre las principales actividades destacan la Inauguración de la Feria Agropecuaria, que se realizará este viernes 11, a las 10.00 a.m. El Certamen de Belleza “Señorita Semana Jubilar Huancabamba 2014”, tendrá 2 fases, la seminal se realizará el sábado 12 a las 8:00 p.m. y la final el domingo 13, a la misma hora.

Los días centrales serán el 15 y 16 de julio, con un sinnúmero de actividades que congregarán a fieles y turistas. Mientras tanto, la imagen de la Virgen del Carmen, será llevada en procesión por los diversos sectores de la ciudad, acompañada de la tradicional danza “Los Diablicos”.

El triunfo del bien

Las procesiones son acompañadas por la danza “Los Diablicos”, alegórica danza conformada por un regimiento de personajes que lucen trajes multicolores, y ejecutan ágiles movimiento al ritmo del redoblante y clarinete. Un personaje al cual se le atribuye el nombre de “Capataz”, representa la supremacía del regimiento, el mismo que se enfrenta a un ángel que, daga en mano, libra la embestida. Finalmente, es el ser benévolo quien se impone cuando incrusta su espada en el corazón del diabólico personaje. Una demostración que siempre el bien triunfará sobre el mal.