• 13 de junio de 2024 2:38 pm

Respaldo a Marisol Espinoza obedece a firmeza en sus ideales

PorTaitito

Oct 18, 2015

Para nadie es un secreto que Marisol Espinoza ingresó a la política con el apoyo de los pequeños productores organizados en Cepicafé (ahora Cooperativa Agraria Norandino) y que agrupa a más de 7 mil productores. Si bien, ahora se sienten desilusionados del gobierno de Ollanta, sí respaldan la renuncia de la congresista y apoyan su posición. En la costa, los pescadores y maricultores, tienen una postura similar. Sin embargo, algunos también se pronuncian en contra de la decisión de la legisladora piurana.

El presidente de la Asociación Nacional de Armadores Pesqueros de la Ley 26920, Merardo Vite Zeta, expresó su acuerdo con la decisión de Marisol Espinoza, de renunciar al Partido Nacionalista. Indicó que siempre cuentan con su apoyo en las diversas acciones que tienen como asociación.

“Mi sentir como piurano, como presidente de la asociación es que si la doctora (Marisol Espinoza) ha tomado esa decisión, entenderemos que sus buenos motivos tendrá, y nosotros hemos sentido las grandes limitaciones que ha tenido como vicepresidenta para haber podido definir (solucionar) los problemas. Ella se ha conservado su firmeza”, expresó.

Añadió que espera que la legisladora y vicepresidenta de la República siga trabajando por resolver los grandes problemas que hay en el país, “hemos tenido la oportunidad de conocerla desde hace muchos años, conocemos que la señora Marisol siempre ha estado coordinando con nosotros y nos ha acompañado en diversas acciones en instancias del gobierno”, concluyó.

Miguel Eca Alvarez, uno de los maricultores de la provincia de Sechura, también expresó su respaldo a la decisión tomada por Marisol Espinoza, porque se ha mantenido firme en sus principios e ideales, los mismos que fueron traicionados por el presidente de la República, Ollanta Humala.

“En realidad nosotros respaldamos esa  decisión de Marisol, sabemos que ella quiere hacer las cosas bien. Además, ella siempre ha demostrado su apoyo a nuestro sector, por eso respaldamos su decisión, porque vemos que es una de las pocas personas que se ha mantenido en esa línea de la rectitud. Estamos viendo que este gobierno entró con una disposición de cambiar las cosas, pero al final su hoja de ruta terminó  yéndose abajo, por las ganancias que se dan en el gobierno. Para gobernar terminó traicionando sus principios, sus ideales”, enfatizó.

Miguel Eca también añadió que, adicionalmente, el gobierno de Ollanta Humala les ha dado la espalda, “donde la gente le dice que las cosas están mal, lamentablemente no escucha. Vemos como hasta se trata de censurar a algunas personas”.

Anteriormente, Santiago Paz López, de la Cooperativa Agraria Norandino, también se pronunció a favor de la decisión tomada por Marisol Espinoza, indicando que era una renuncia que se esperaba desde hace mucho tiempo.

En desacuerdo

En Piura, César Palomino Rivas, del Instituto Legal de Lucha contra la Corrupción y Crimen Organizados, a través de diario El Tiempo de Piura, expresó su desacuerdo con la decisión de Marisol Espinoza, de renunciar al Partido Nacionalista.

“No me parece que ahora lo haga. Lo debió hacer cuando Humala cambió de rumbo y no hoy cuando se evidencia una ambición por seguir logrando poder. Ella fue quien vendió la idea del nacionalismo que fue más de lo mismo”, indicó.

A nivel nacional, el ex presidente del Congreso Daniel Abugattás fue más allá dejando entrever que la decisión de Espinoza refleja ingratitud al Partido Nacionalista.

“Si uno está incómodo en una casa, das un paso al costado. Sin embargo, en el caso de Espinoza, vicepresidenta de la República con un partido que le dio todo, que la hizo política, que la llevó al Congreso en dos oportunidades, creo que hay formas (de renunciar)”, señaló.

Asimismo agregó que “Espinoza había prometido que se iba a quedar hasta el 28 de julio (del 2016) en el Partido Nacionalista, pero parece que sus ansias personales de postular, por otro medio, le han ganado, y tiene todo el derecho de hacerlo. Sin embargo, me parece que hay que saber respetar la palabra y a la población”.